Mousse de Chocolate, postre de reyes.

La mousse de chocolate, postre de reyes, fue creada en el siglo XVIII y hoy la puedes preparar con la receta favorita de LA CAJITA AZUL.

La Historia de la Mousse de Chocolate.

Se dice que la mousse de chocolate fue creada en el siglo XVIII por Charles Fazi, un personaje al servicio del rey Luis XVI de Francia y se ha convertido en uno de los postres insignia de la cocina francesa.

Se le llama MOUSSE, que significa esponja en francés, por su aspecto y textura ligera y aireada y aunque actualmente se venden muchas versiones ya preparadas, no hay nada como el que puedes preparar en casa con la receta que ahora te compartimos.

La Receta: Mousse de Chocolate

INGREDIENTES

  • 320 gr paquetes de chocolate semi-amargo (al 60% de cacao) para repostería
  • ¾ litro de crema para batir
  • 5 huevos
  • 3 cucharadas de azúcar granulada
  • Azúcar glass al gusto
  • Cognac o ron al gusto

PROCEDIMIENTO

  1. Fundir el chocolate en baño maría y dejar enfriar.
  2. Después, batir las yemas con azúcar granulada a punto de cordón.
  3. Batir las claras a punto de turrón.
  4. Batir la crema a punto Chantilly.
  5. Mezclar las yemas batidas con el chocolate derretido.
  6. Mezclar las claras batidas con la crema batida con una espátula en forma envolvente.
  7. Unir las dos mezclas también con una espátula en forma envolvente, tratando de no meter mucho aire en dicha mezcla.
  8. Agregar el coñac y si le falta dulce, incorporar azúcar glass.
  9. Se puede servir en un platón hondo o en recipientes individuales y se pone a enfriar en el refrigerador durante 6 a 8 horas.

UN CONSEJO

Si hace mucho frío, les recomiendo cambiar los primeros pasos como sigue, para evitar que el chocolate se enfríe muy rápido y queden algunos trocitos duros, aunque algunos como mi hermano Ricardo y mi amigo Jorge, lo prefieren así con las “chispas”.

  1. Batir las claras a punto de turrón.
  2. Batir la crema lo más dura que se pueda.
  3. Mezclar las claras batidas con la crema batida en forma envolvente.
  4. Fundir el chocolate en baño maría y dejar enfriar.
  5. Batir las yemas con azúcar granulada a punto de cordón.
  6. Mezclar las yemas batidas con el chocolate.
  7. Unir las dos mezclas, añadir el coñac, incorporar el azúcar glass y servir.