POR QUE HACER LA MAYONESA EN CASA ES MAS SABROSO Y SALUDABLE

La historia, disputas de su origen

Esta es una de las salsas básicas de la cocina tradicional y aunque está disponible comercialmente es bueno saber por qué hacer la mayonesa en casa resulta más sabroso y saludable.

La mayonesa puede encontrarse casi en todo el mundo: en restaurantes franceses muy sofisticados, en las cadenas de comida rápida de los Estados Unidos, en los puestos de Elotes de México. Hasta en Japón tienen su propia interpretación de la receta, pero su origen ha sido motivo de discusión entre los sabios.

Una de las versiones, señala que esta salsa fue creada en 1756 por el cocinero del Marqués de Richelieu para celebrar la victoria de Francia en el puerto de Mahón en Menorca en 1756. De ahí, el uso de la palabra mahonesa en castellano.

Pero los españoles dicen que la mayonesa es suya, de origen menorquín y se deriva del alioli (alioli, en catalán), emulsión de aceite de oliva y ajo.

Islas Baleares en el Mediterráneo.

¿La versión comercial. ¿Por qué es diferente de la mayonesa hecha en casa?

La preparación de la mayonesa es sencilla y tiene mucho mejor sabor que las versiones comerciales. Éstas forzosamente contienen algunos ingredientes cuyos nombres ni siquiera se pueden pronunciar, y aunque se entiende que sirven para emulsionar y conservar, también tiene efectos secundarios tóxicos.

Veamos los ejemplos de lista de ingredientes de 2 marcas comerciales:

  1. Aceite vegetal (soya), yema de huevo, vinagre de alcohol de caña, azúcares añadidos, sal yodada, jugo de limón, especias y EDTA disódico
  2. Agua, aceite de girasol, almidón modificado, azúcar, yema de huevo y Huevo, vinagre de vino, sal, corrector de acidez (ácido láctico), conservante (E202), antioxidante (E385), colorante (extracto de pimentón, agente de carga (E941).

Algunos de estos causan daño a los riñones y en general al metabolismo y ya han sido prohibidos en países como Australia. Como que asusta ¿no?

Los mitos de la mayonesa hecha en casa

En los planes alimentarios o dietas, la mayonesa ha sido castigada como una alimento de alto contenido calórico. Si bien es cierto que 1 cucharada de mayonesa comercial tiene entre 50 y 112 calorías y la casera alrededor de 85 calorías, también es cierto que contiene aceites vegetales muy saludables.

iStock

La mayonesa hecha en casa tiene además la ventaja de no contener almidón ni azúcares, por eso es tiempo de olvidar los mitos alrededor de la mayonesa y ponernos manos a la obra para prepararla.

Los otros dos mitos que rodean a esta salsa son: la dificultad para hacerla sin que se corte y la dificultad para conservarla. Efectivamente, solo mitos. Olvídalos y verás por qué hacer la mayonesa en casa es más sabroso y saludable.

La mayonesa solo se corta cuando no se respetan las cantidades de los ingredientes o el ritmo incorporación del aceite y del batido. La solución es hacerla con amor, es decir: Respeta las cantidades, usa una batidora de globo o una licuadora y añade suavemente el aceite.

Si se llega a cortar la mayonesa, puedes encontrar la solución en Joy of Cooking, el libro de cocina que yo considero mi biblia y me saca de muchos apuros.

Nunca he tenido problemas de conservación de la mayonesa. Siempre la guardo en un recipiente de vidrio bien limpio y cerrado y la pongo en el refrigerador. Eso sí, les aconsejo guardarla inmediatamente después de usarla pues si se deja afuera demasiado tiempo si puede descomponerse fácilmente.

Mayonesa hecha en casa, sabrosa y saludable. Ricardo J. Garibay Ruiz

Así que, una vez conocidas las virtudes y destruidos los mitos, entendemos por qué hacer la mayonesa en casa es más sabroso y saludable. Pongamos manos a la obra y sigamos las recetas de las abuelas.

La receta se encuentra en mi libro LA CAJITA AZUL-Recetas de Familia