SCONES: panecitos con historia

Los scones panecitos con una historia que parece haberse originado en Escocia. Se desconoce en qué fecha, pero primera referencia impresa al nombre se data de 1513.

En Inglaterra, y en general en el Reino Unido, se hornean scones en el Día de la Victoria en Europa (VE Day) para conmemorar la fecha en que Alemania firmó la Rendición ante los Aliados y se daba por terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945.

Los puedes comer en el desayuno o para acompañar la cena o la comida, con mantequilla o queso crema y la mermelada de tu gusto.

INGREDIENTES:

PORCIONES: 12 panecitos pequeños o 6 grandes
  • 2 tazas (250 gr) de harina
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 45 gramos de mantequilla bien fría
  • 1 huevo
  • ½ taza de leche
  • 1 huevo o más leche para barnizar

PREPARACIÓN

  1. Calentar el horno a 220°C (425°F) y engrasar y enharinar una charola de horno.
  2. En un tazón grande, cernir el harina con el polvo de hornear y agregar el azúcar.
  3. Incorporar la mantequilla mezclando con los dedos hasta que la mezcla quede como migajas de pan. Al terminar, hacer un hoyo en el centro.
  4. Batir el huevo y la leche con un tenedor o un batidor de globo y vaciar en el centro de la mezcla de ingredientes secos, mezclando todo hasta que se forme una masa suave.
  5. Sobre una superficie enharinada, colocar la masa y amasarla ligeramente hasta que alcance un espesor de 2 centímetros.
  6. Cortar los panecitos con un molde de galletas 5 cm (2”) de diámetro si se desean pequeños o de 8 cm (3 ¼”) si se quieren grandes. Colocarlos en la charola de horno.
  7. Barnizar los panecitos con un huevo batido o con lecha y hornear de 12 a 15 minutos.